Bu Sizin Hataniz Degil Bu Benim Basarim..

connect to login database...
connected....
Hacker from Azerbaijan &Anti-Armenia.org
admin please strong your security
Your site is not secure, Connecting ....
You need to secure it
Connected oK + + +

[0wned by ] Elnur312
[+] FucK YoU Armenia!!
| :::: ||| Destiny |||Dj_eLeCTRo ||| Cahangir25 ||| ||| Elnur312 ||| Jawwe-DO |||

AA SecurityTeam Hacking & Security Platform


Anti-Armenia.org
Facebook hack

Hace mucho que te quiero, crítica

Por Xrisí Tefarikis. Nota, este artículo tiene spoilers (se da información de la trama),  recomendamos leerlo solo si ha visto la película.

Esta notable película francesa filmada en el 2008 y que ha obtenido numerosos premios de la Cinematografía Internacional, escrita y dirigida por el escritor Philippe Claudel, es una cinta imperdible para los amantes del buen cine.

La protagonista, Juliette Fontaine, caracterizada magistralmente por Kristin Scott Thomas, es una ex presidiaria que intenta insertarse en la sociedad después de permanecer quince años reclusa por haber asesinado a su único hijo.

El director y guionista P.Claudel maneja el suspenso de este film con una habilidad prodigiosa ya que sólo al finalizar se podría decir que el público logra comprender que la asesina tuvo justificados motivos para dar fin a la vida de su pequeño que estaba condenado a muerte aquejado de una grave enfermedad. Juliette, la madre, divorciada, médico de profesión, cuando descubre el irreversible destino de la vida de su hijo, quién ya se encontraba en las postrimerías de su corta vida, decide ponerle punto final a su existencia. Entonces surge una vez más la crucial interrogante de si los seres humanos tenemos derecho a poner término a la vida de nuestros seres queridos… Un tema recurrente en los filmes europeos durante los últimos cinco años. De hecho ya hay países como Suiza en donde la eutanasia es permitida.

Sin embargo, este no es el tema central de la película “Hace mucho que te quiero” . Por el contrario, Claudel intenta demostrarnos que todo ser humano, por errática que haya sido su conducta en el pasado, tiene derecho a encontrar en la sociedad, y entre sus familiares en particular, una segunda oportunidad para rehacer su vida.

El retrato de una familia francesa que habita en la ciudad de Lyon, Francia, compuesta por Lea( Elsa Zylberstein) y Luc (Serge Hazanavicious) junto a sus dos hijas adoptivas de origen vietnamés y el anciano padre de Luc nos demuestra que cada miembro de esta pequeña comunidad familiar es parte de un mundo compuesto por varios personajes que conforman un todo, incluyendo a Juliette que llega a vivir a este hogar gracias a la generosidad y buenos oficios de su hermana menor, Lea.

Si bien Juliette es la protagonista, el personaje que permite amalgamar a estos personajes tan disímiles es la antagonista, su hermana Lea, quién logra que todos puedan convivir bajo el mismo techo, pero no como por arte de magia, si no que sobre la base del esfuerzo, la paciencia, el amor y la tolerancia hacia cada miembro que compone esta familia. Es Lea quién lucha contra los prejuicios de su marido por tener a una ex convicta en casa. También es Lea la que decide acoger a su suegro, Pappy Paul, en su hogar, hecho poco usual en los tiempos actuales y más aún en los países en desarrollo, en donde los ancianos son relegados en Hogares para personas de la tercera edad. Es Lea la que educa, mima y atiende a sus hijitas de origen asiático… La decisión de adoptar hijos y de no tenerlos ella por si misma es por temor a cometer una locura como el que había realizada su hermana mayor. También es la que se preocupa de asistir a la madre, enferma de Alzheimer en una clínica privada. También es la amiga que acoge a inmigrantes en su hogar. La preocupada Profesora de Literatura que siempre tiene los trabajos de sus alumnos corregidos a tiempo y la que ayuda a sus colegas en sus labores retrasadas. En síntesis, Lea es uno de aquellos personajes que en la vida pasan muchas veces inadvertidos y que en el fondo son el motor para que la sociedad supere las intolerancias, los egoísmos, y finalmente, para conformar, desde su individual trinchera, un mundo más armónica y feliz. Es ella entonces “la que hace mucho tiempo quería” a su hermana Juliette, de quién la separaban varios años de diferencia, a pesar de desconocer las motivaciones que la llevaron a delinquir. Los padres y la sociedad que la rodeó durante aquellos años de separación de Juliette logran tender un manto de silencio acerca de los reales motivos que llevaron a su hermana a convertirse en una asesina.

Para redondear este comentario es interesante señalar que el escritor y director cinematográfico Philippe Claudel nos muestra un reflejo de la Francia actual, un pueblo culto, multirracial, que siempre se caracterizó por su hermetismo racial y cultural en el pasado y el asombroso cambio que vive en la actualidad durante la última década en donde franceses e inmigrantes de países en vías de desarrollo conviven en franca armonía. Esta nueva Francia permitió a su vez que un hijo de inmigrante polaco y de judíos griegos llegara a ser Presidente de ese gran país como Sarkozy, algo impensable en la Francia del siglo pasado.

7 March 2010 - Clasificado en: cine - Etiquetas: , , - Henzo Lafuente @ 21:23