Entrevista al embajador de Grecia en Chile

América Latina todavía es considerada como el 'Nuevo Mundo'

Entrevista al embajador de Grecia en Chile, septiembre 2002, por Xrisí Tefarikis. xrisit@namb.zzn.com

«América Latina todavía es considerada como el 'Nuevo Mundo'», Esa es una de las honestas opiniones que emitió el nuevo embajador de Grecia en Chile, Jaralambos Dimitriou, cuando se entrevistó con www.apocatastasis.com al regresar de su país natal después de haber hecho uso de sus vacaciones legales.

-¿Y qué tal encontró a su país de origen?

«Estupendo, muy bien... » dice orgulloso de su Hélade y esboza una de las escasas sonrisas que se le dibujaron en el rostro durante la entrevista. Se nota que la prensa lo incomoda un poco.

Hace preguntas acerca del portal de Henzo Lafuente. De inmediato lo revisa en su notebook y verifica el contenido cultural de nuestra página.«Es que yo no soy aficionado a la cultura» añade a regañadientes.

Finalmente, se decide a responder nuestro cuestionario, escrito en griego y con letras latinas. Casi se atora con mi ignorancia pero da a entender que no tiene alternativa.

Volos-Comencemos con sus raíces, Sr. Embajador.

-Nací en Volos, una localidad que se encuentra al norte de Atenas, a unos 300 kilómetros de distancia. Es la patria de los Argonautas (en la antigua Grecia tenía otra denominación, se llamaba Orcos) porque desde allí iniciaron su expedición. Más específicamente, partieron desde un monte llamado Pilio, que está detrás de Volos. Allí fue donde Yason y sus Argonautas, entre los que se contaban también Hércules, Cástor, Pólux y Orfeo, entre otros, se embarcaron en aquella mítica nave llamada Argos para ir en busca del Vellocino de Oro en Cólquida.

-¿Hasta cuando vivió en Volos?

-En esa ciudad pasé toda mi infancia y mi adolescencia. Cuando cumplí 18 años tuve que abandonar mi ciudad natal para poder ingresar a la Universidad y me trasladé a la capital. En aquella época, me refiero a comienzos de la década de los setentas, en Grecia existían sólo dos ciudades universitarias: Atenas y Salónica.

-¿Ya no es así?

-No, ya no. Ahora existen universidades en la mayoría de las ciudades importantes de Grecia. Incluso en la isla de Creta. Sin ir más lejos, en Volos hay escuelas de pedagogía, arquitectura y varias otras. Pero siguiendo con su pregunta anterior quiero agregarle que estudié Leyes en Atenas y cuando me recibí en el año 1972, me fui a estudiar al extranjero.

-Cuénteme acerca de su carrera diplomática...

-La inicié poco tiempo después de recibirme de abogado. Inmediatamente después fui a Suiza a realizar estudios de post-grado durante cuatro años. En 1976 regresé a Volos donde trabajé durante dos años en el ejercicio de mi profesión. En 1978 di exámenes para ingresar a la Academia Diplomática, los aprobé y asi comenzó mi carrera.

-¿Y cuándo salió como profesional al extranjero por primera vez?

-Bueno, de acuerdo al reglamento del Ministerio de Relaciones Exteriores, tenía que permanecer tres años en Atenas primero. Después de aquel inicio he estado viviendo consecutivamente en Grecia y en varios países del extranjero. Mi primer cargo lo desempeñé en Bruselas, Bélgica, en la organización precursora de la Unión Europea, la entonces llamada Comunidad Económica Europea. Allí permanecí durante cuatro años, es decir, hasta 1985. Luego fui enviado a la embajada griega en Nicosia, Chipre, como Encargado de Prensa. En el año 89 regresé a Atenas porque después de ejercer dos cargos en el extranjero, los diplomáticos tenemos que regresar al país de origen. En el año 1992 regresé nuevamente a Bruselas como representante de Grecia ante la Comunidad Económica Europea y a continuación en 1996 fui a trabajar en la embajada griega de la República de Georgia. En Tiflis me quedé durante un breve período de dos años. En el 98 fui reasignado en Grecia donde permanecí hasta Diciembre del año pasado cuando me tocó venir a asumir la Embajada griega de Chile.

-Entonces esta es la primera vez que está en el continente americano...

Efectivamente. En Estados Unidos he estado en numerosas ocasiones por razones profesionales pero siempre en misiones breves. He sido enviado a las Naciones Unidas, a Washington...

-Y cómo se siente en América latina, con un idioma diferente...

Debo decir que pensaba que tendría dificultades, pero por el contrario, me siento muy cómodo aquí. De partida nos parecemos mucho. Para comenzar, el clima de Santiago es muy parecido al de Atenas y sólo tenemos diferencias en el período que afectan a las estaciones. Respecto del pueblo de Chile debo decir que me agrada mucho porque los chilenos se parecen mucho a los helenos. Son cálidos, abren con gran facilidad las puertas de sus hogares, a los extranjeros. No sé si lo hacen con todos los extranjeros, pero al menos con los griegos la cosa funciona muy bien. Ahora, si nos remitimos al idioma, ese sí es un problema. Cuando me avisaron que tenía que venir a Chile tomé algunas clases de español antes de venir y bueno, leyendo noticias en la prensa escrita, escuchando y viendo noticias en la televisión y radio, me obliga a ejercitar el español. También lo hago cuando tengo que hablar con los empleados chilenos de la embajada. Bueno, además me las puedo ingeniar con los otros idiomas que hablo y la verdad es que no he tenido ningún problema para desenvolverme en este país.

-Señor Embajador, quisiera que me cuente qué impresión tiene los griegos en la actualidad de Chile, Argentina y de América Latina en general.

-Si le respondo que los griegos saben mucho de América Latina le estaría mintiendo. Se trata de un continente lejano y son pocos los griegos que lo han venido a conocer y por cierto, los que han venido saben muy poco acerca de éste ya que viajan a través de agencias de turismo y permanecen una semana o como mucho, quince días y tampoco alcanzan a conocer todos los países del continente. Ahora, debo reconocer que no ocurre eso con los países de América del Norte donde existen importantes comunidades griegas y su contacto con la Madrepatria es muy relevante. Por otra parte, Europa se ha convertido en un continente sin fronteras por lo que los griegos viajan mucho y muy a menudo dentro de él. Los griegos viajan mucho también a Australia porque como en los Estados Unidos, las comunidades helénicas son muy importantes. Por tanto debo reconocer que de América Latina se sabe poco y lo que saben es través de los libros, de la prensa...

-Así como conocen los chilenos a Grecia

-Sí, así debe ser aunque creo que los chilenos saben más de Grecia porque allí se dio origen a la cultura de Occidente y eso se estudia en los colegios y universidades de este país. Por otra parte, debo admitir que los griegos son bastante egocéntricos y cómo se sienten fundadores de la cultura occidental no tienen inquietud por saber qué ocurre en el llamado 'Nuevo Mundo'. Incluso me atrevería a afirmar que existe una imagen errada de América Latina porque a algunos países de este continente se los conoce a través de ciertas generalidades que son producto de las comunicaciones actuales. Por ejemplo, a Brasil se lo conoce por el Carnaval de Río y se piensa que las gentes de ese país pasan todo el día cantando y bailando por las calles. A Argentina la ubican por el fútbol, y así como le digo, la imagen de América latina esta muy distorsionada en Grecia y pienso que también en otros países europeos.

-¿Cuál es el panorama comunicacional del gobierno de Grecia para América latina? ¿Llegará la televisión griega a este continente en un futuro no muy lejano?

Mire, existen tres canales de televisión en Grecia que se emiten hacia el exterior. Estos son el ERT3, Megachannel y Antenna. Con los dos primeros hay problemas de transmisión debido a la lejanía geográfica. Ahora, si hay personas de este continente interesadas en verlos tendrían que instalar una antena en sus domicilios que posea 120 de diámetro y que es mucho más poderosa que las exigencias técnicas que requiere el canal Antenna. Lo ideal sería que este último pudiera sintonizarse como un canal más del TV cable pero el costo, por ahora, es todavía muy elevado. Para paliar esta necesidad estoy haciendo gestiones para instalar una antena en la Colectividad Helénica de Santiago para que al menos allí los descendientes de griegos puedan ver y escuchar a la Madrepatria en directo a través del canal Antenna.

-¿Podría Grecia disminuir su potencial cultural y tradicional con la incorporación de ese país a la Unión Europea?

Ese es un temor que han expresado muchísimas personas desde que ingresamos a la Comunidad Económica Europea. El PASOK, el partido que lidera a Grecia en la actualidad, tomó conciencia del asunto desde entonces y el tema fue debatido en el Parlamento en su momento.En lo personal, no creo que la inserción de mi país a la Unión Europea pueda debilitar nuestras raíces ni nuestras tradiciones. Por el contrario, creo que Grecia puede aportar lo suyo dentro de la Comunidad Europea. Antes de la creación de este organismo continental las fronteras estaban cerradas y las tradiciones y cultura griegas no tuvieron mayor oportunidad de expandirse.

Sin embargo, creo que la globalización del mundo contemporáneo que se traduce en algunos hechos tales como la poderosa influencia de la televisión y de los medios de comunicación extranjeros en Grecia que introducen nuevos hábitos en las costumbres y en la mentalidad de los pueblos si podría llegar a afectar, a la larga, la idiosincrasia del pueblo griego.


Links en sitio

Volos, Grecia:

Juegos Olímpicos de Atenas

Top