Mitologia griega: Argonautas, Hercules, Tebas, Paris, Troya

Mitologia griega: Argonautas, Hercules, Tebas, Paris, Troya

Síguenos en Twitter


Mitologia griega: Argonautas, Hercules, Tebas, Paris, Troya. Por Xrisí Athina Tefarikis

Indice

Contenido

El viaje de los Argonautas

Argonautas encuentran a PoseidónD

Pelias ha usurpado el trono de la ciudad de Yolco a su sobrino Jasón, y le ha prometido que se lo devolverá una vez que éste traiga el Vellocino de Oro. Así es como Jasón enrola a cincuenta héroes en la nave "Argo", navío prodigioso cuyo espolón estaba hecho de madera de la encina profética del santuario de Dodona y daba aviso a su timonel de los peligros de la navegación. El Vellocino se encontraba en la región de la Cólquide(Jalquida para los griegos- región que hoy se encuentra en la república de Georgia) y en los dominios del rey Eetes de aquel entonces y estaba a su vez custodiado por un dragón que no dormía ni de día ni de noche. Jasón consigue el Vellocino ayudado por la hija del rey, la maga Medea, después de haber realizado ciertas misiones que parecían imposibles como arar una parcela de campo sujetando unos bueyes que vomitan fuego por sus fauces, entre otros. El regreso de los Argonautas es no menos espectacular y peligroso a través de varias rutas alternativas. En este conjunto de relatos se reproduce el esquema arquetípico por el que se encarga a un héroe que lleve a cabo determinadas tareas con la esperanza de que no regrese de ellas con vida.

Top

Los Doce Trabajos de Hércules

HerculesD Atestiguados en las metopas del templo de Olimpia, Heracles hubo de realizar los Doce Trabajos por orden de Euristeo. Hazañas teóricamente imposibles y en las que también se buscaba que el esforzado héroe encontrara la muerte, vemos cómo fue capaz de ejecutarlas todas: debía matar al león de Nemea, cuya piel pasó a ser parte de la indumentaria del héroe; acabar con la Hidra de Lerna, monstruo de múltiples cabezas que continuamente se regeneraban; cazar vivo al jabalí de Erimanto; capturar la cierva de Cerinea, empresa que le llevó hasta el lejano país de los Hiperbóreos; destruir las aves del lago Estinfalo, cuyas plumas eran flechas de bronce; limpiar los malolientes establos del rey Augías; cazar el toro de Creta; domeñar las yeguas de Diomedes, peligrosas yeguas antropófagas; conseguir el cinturón de la amazona Hipólita; arrebatar su ganado a Gerión, empresa que-como también la siguiente-le vincula a tierras gaditanas; recolectar las manzanas de las Hespérides; y finalmente atar al perro Cerbero en los dominios subterráneos del infierno. Todo ello hubo de realizar el esforzado Hércules, emblema del estoicismo.

Top

Los Siete contra Tebas

HerculesD Tebas fue el centro de uno de los mayores ciclos de la antigua saga mítica de Grecia, desde su legendaria fundación hasta que fue arrasada por Alejandro Magno. En ella reinó el infausto Edipo. Tras haber descubierto que es el asesino de su padre y que ha estado cohabitando con su madre, el viejo Edipo acaba de comprobar que es inútil oponerse al destino, pues aunque hizo todo para evitarlo, toda ha ocurrido de acuerdo al dictamen del oráculo. Es por eso que una vez ciego parte al exilio, y el trono de Tebas queda en poder de su hijo Eteocles, quien lo deberá ceder al cabo de un año a su hermano Polinices. Transcurrido el primer turno y ante la renuencia de aquél a traspasar el mando, Polinices solicita ayuda a la vecina Argos para asediar Tebas. Es la lucha fratricida. En cada una de las siete puertas de la ciudad se planta uno de los Siete héroes al mando de un grupo de guerreros y, de nuevo, el azar hace que Eteocles se enfrente a Polinices, hermano contra hermano. Muertos ambos, Creonte, rey ahora de la ciudad(tío de los herederos y hermano de Yocasta) prohíbe dar sepultura al cadáver de Polinices, a quien se considera un invasor que ha venido a atacar su patria. Sólo la valentía de su hermana Antígona desafía la orden del tirano y se atreve a esparcir un poco de tierra sobre el insepulto cuerpo de Polinices. En la siguiente generación, los hijos de los Siete contra Tebas (los llamados Epígonos) reemprendieron sus luchas. Es la categorización de los desastres de la ambición por el poder y las secuelas de la guerra. Esquilo inmortalizó el relato de los hermanos fratricidas en su obra Los Siete sobre Tebas"

Top

El juicio de Paris

Rubens, El juicio de ParisD Celebraban los dioses la boda de la nereida Tetis y Peleo cuando la diosa Eris (la Discordia) dejó caer al suelo una manzana con la inscripción": Para la más hermosa". Tres diosas pretendieron merecer el galardón, pero al no ser fácil el acuerdo decidieron que fuera el pastor Paris el que resolviera el caso. Hera le recompensaría con el poder, Atenea con una especial inteligencia y Afrodita con el amor. El troyano Paris no dudó y le concedió la manzana a la diosa Afrodita. Cuando Paris encontró a la hermosa Helena, esposa del rey de Micenas, Menelao, Afrodita hizo que se enamorara apasionadamente de Paris quien la raptó y se la llevó a su reino. Esta fue la causa de la guerra de Troya y explica el partido que cada una de las diosas tomó por uno u otro bando: Hera y Atenea siempre de parte de los griegos, Afrodita de parte de los troyanos. Pero este elemental relato simboliza ante todo la tentación humana: al hombre lo atraen algunos de los tres premios que a Paris le ofrecieron las diosas: la ambición para conseguir el poder( Hera) alcanzar éxito profesional(Atenea) o plenitud en el amor( Afrodita).

Top

La Guerra de Troya y los viajes de regreso

Helena de TroyaD Grecia entera había participado en la gran expedición contra Troya. La hermosa Helena fue pretendida por los principales reyes de Grecia, por lo que su padre, Tindáreo, les hizo jurar a todos ellos que si algún día fuera necesario deberían acudir a la llamada de auxilio del que obtuviera la mano de Helena. Así que, raptada por Paris y conducida a Troya, su marido Menelao, congregó a los principales jefes griegos para el largo asedio de la ciudad. Al cabo de diez años, los griegos recurren a la astucia y fabrican un descomunal caballo(el Caballo de Troya)en cuyo interior se ha escondido un selecto grupo de guerreros. El ejército griego embarca en sus naves y finge su retirada tras haber dejado a las puertas de la ciudad el funesto caballo como ofrenda para Troya. Aunque el sacerdote Laoconte y la profetisa Casandra presagiaban desgracias si los troyanos introducían el caballo en la ciudad("teme a los griegos, aunque te ofrezcan regalos"). Troya sucumbe esa noche a mano de los guerreros salidos del vientre del caballo< de madera. Caída la ciudad, los héroes griegos emprenden un incierto viaje de regreso. De estas aventuras quizá la más famosa es la de Odiseo que anduvo otros diez años vagabundeando hasta volver a su isla de Itaca. Peor suerte le cupo a Agamenón, que encontraría la muerte a manos de su propia mujer, Clitemnestra, cuando estuvo de regreso en su ciudad.

Top

© 2003 Jrisí Athina Tefarikis. E-mail: xrisit@namb.zzn.com

Documentos relacionados: